Rutas y Mapas | | Museos | No hay comentarios

Museo de las Momias de Guanajuato

Guanajuato es una encantadora ciudad colonial de 70000 habitantes al noreste de la ciudad de México conocida por sus bellos monumentos construidos en la época de la minería de oro y plata en la región. En Guanajuato es donde se celebra el famoso Festival Internacional Cervantino, uno de los festivales de teatro más importantes de México y América Latina. Sin olvidar las momias de Guanajuato.

Caminando por las calles de Guanajuato, los visitantes se maravillan de las fachadas de los edificios religiosos y civiles, como la Universidad de la Basílica de Guanajuato de Nuestra Señora de Guanajuato pintado de amarillo, la Iglesia de San Francisco y su entrada bellamente decorada, teatros y calles bordeadas de casas antiguas y lujosas.

Mientras camine por las calles de Guanajuato descubrirá el Callejón del Beso, no mayor de 68 centímetros de ancho con balcones casi pegados a la distancia de un beso. El Callejón del Beso es un símbolo del romanticismo en Guanajuato ya que es donde los dos amantes, Doña Ana y Don Carlos, cuyas familias no querían que se vieran, quedaron en los balcones para besarse. Pero una noche, el padre de Doña Ana se sorprende cuando Don Carlos iba a darle un beso, y la mató.

Visitar las momias de Guanajuato

Los mexicanos tienen una extraña relación con la muerte, que hizo que este lugar un símbolo del drama del romance y muchas parejas vienen aquí para darse un beso que garantizará siete años de felicidad.

Esta relación con las muerte de los mexicanos se encuentra nuevamente durante el día de los muerto, momento en el que devorar las calaveras de azúcar con los nombres de las personas más queridas, y uno de los más extraños museos de Guanajuato, el Museo de las Momias.

Al entrar en el Museo de las Momias a la mayoría de los turistas se les pone la piel de gallina. Muchos pasan por el museo con un rostro estupefacto, no se detienen mucho en las exposiciones, tratando de escapar lo más rápidamente de esos lugares donde reina la muerte.

Los mexicanos por el contrario parecen encantados de estar en este museo. Se trata de tocar las momias protegidas por paneles de vidrio, participar con sus hijos de la diversión para hacerse una foto e imaginar las bromas tan divertidas que se podrían hacer con estas criaturas de la muerte.

Pero, ¿qué hacen estas momias en un museo en Guanajuato? El 9 de junio 1865 fueron exhumados del cementerio de Santa Paula los restos del médico francés Remigio Leroy. Sin embargo, ante el asombro de los presentes, encontraron el cuerpo momificado del médico que nadie había embalsamado o vendado.

Luego, en los meses y años que siguieron se exhumaron otros cadáveres, todos en las mismas condiciones que el del Dr. Remigio Leroy, momificados de forma natural y misteriosa. 111 cuerpos de hombres, mujeres y niños fueron excavados entre 1865 y 1989.

Estas momias nunca podrían haber sido descubierto si el cementerio de Guanajuato no se hubiera quedado pequeño. Para recuperar el lugar, el municipio había decidido exhumar a los muertos de las familias que no habían pagado el “derecho a la vida” para enterrar a otro muerto.

Se decidió entonces poner la momia del Dr. Leroy y otros en buen estado de conservación en un museo. Las primeras momias del museo estaban colocadas a la izquierda, al alcance de los visitantes. En 2007 fueron colocadas en una nueva ubicación, protegida por grandes vitrinas.

Estas momias fueron conocidos en todo el mundo cuando el cineasta alemán Werner Herzog las utilizó para dar inicio a su película Nosferatu, el vampiro de la noche.

Un grupo de 40 momias estuvo de gira en los Estados Unidos tres años, una gira que daría mucho que hablar de la dulce y romántica ciudad de Guanajuato.

Imágenes: Russbowling en Flickr

Di lo que piensas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *